Indemninización por daños personales en accidente de tráfico

abogado-accidente-traficoLos daños personales son todas aquellas lesiones, tanto temporales como permanentes, resultantes de un accidente de tráfico. Usted tendrá derecho a recibir una indemnización si tiene alguna lesión con el objetivo de compensarle los daños que haya podido sufrir.

Asimismo, si ha perdido un familiar por culpa de un accidente de tráfico también tiene derecho a obtener una indemnización para aliviar los daños y perjuicios que este fallecimiento le haya podido ocasionar.

GONZÁLEZ BARRIO ABOGADOS le asesora sobre todos los pasos que ha de seguir para obtener la máxima indemnización.

 

Indemnización de los daños personales en un accidente de tráfico:

Para determinar la indemnización a percibir se han de tener en cuenta los siguientes factores:

Número de días de curación. Normalmente, los días de curación se suman a parte de la indemnización que le corresponde a la persona ilesa. En el año 2013 se estableció que, tras un accidente de tráfico, la víctima tiene derecho a cobrar 71,33 euros por día de hospitalización, 58,24 euros por días impeditivos y 31,34 euros por días no impeditivos. Por lo tanto, la cuantía variará según los días de baja que se puedan demostrar, aunque los días impeditivos también se calculan en función de la valoración médico-forense o del perito que reconozca las lesiones causadas.

Estas cantidades pueden aumentar en función de los ingresos netos anuales de la víctima, de forma que la indemnización por accidente puede variar a la alza. Los baremos que se señalan se actualizan anualmente conforme a la subida del Índice de Precios al Consumo.

Secuelas permanentes. Ya sean funcionales, anatómicas y/o estéticas. Para cobrar este tipo de indemnización se tienen en cuenta una serie de factores, como la edad, la gravedad de las lesiones, los ingresos netos de la víctima y sus condiciones familiares.

Para poder valorar de la forma más objetiva posible los daños y perjuicios de la víctima se han asignado unos puntos en función de los distintos tipos de lesiones que existen. Los médicos que tratan las lesiones de las víctimas simplemente señalan la existencia de secuelas permanentes, sin determinar la puntuación concreta que le corresponde. Es por este motivo que en la mayoría de los casos se encargan de puntuar este tipo de secuelas los médicos de la compañía aseguradora, quienes tienden a puntuar a la baja. Por ello, es importante obtener, mediante la denuncia, un informe valorativo de las secuelas realizado por el médico-forense del juzgado o médicos forenses independientes o ajenos a las compañías de seguros.

El perjuicio estético se añade y suma por separado a la indemnización por accidente. Estos perjuicios estéticos no se reducen a las cicatrices, sino al conjunto del menoscabo físico sufrido. Así, la cojera, perder una extremidad…, además de  lesiones, también conllevan un perjuicio estético que se tiene que reflejar en la indemnización del accidente.

Factores de corrección. Son todos aquellos factores que intentan corregir la objetividad de la tasación y tener en cuenta el caso concreto de la víctima, para así poder indemnizar de una forma justa. Según los factores de corrección, la cifra de la indemnización por accidente se incrementará o se reducirá (solo se verá reducida si hubiera concurrencia de culpas entre víctima y causante).

Los factores de corrección se dividen en:

  • Factores de corrección por pérdida de ingresos.
  • Factores de corrección por incapacidades permanentes. Contempla todas aquellas circunstancias familiares especiales que se tienen que tener en cuenta y que harán incrementar la indemnización por accidente de tráfico: que la víctima estuviera embaraza y perdiera el feto a consecuencia del accidente, que la víctima fuese hijo único, que existiera una discapacidad física o psíquica acusada (anterior al accidente) del perjudicado/beneficiario.