ALQUILAR PISO DE VERANO CON TRANQUILIDAD

ALQUILAR PISO DE VERANO

Como es tradición, la demanda de viviendas en alquiler se triplica durante el verano en toda España y particularmente en las hermosas regiones del país vasco,y alquilar nuestro piso de verano,  ALQUILER PISO VERANO por lo que los meses de verano son los mejores para ofertar inmuebles destinados al albergue de turistas extranjeros, estudiantes de diversas regiones del país o nacionales que desean turistear en esta época del año.

En este artículo, Administradores de Fincas de Bilbao hacen una serie de recomendaciones a los dueños de propiedades para “alquilar piso de verano por temporada”, con el propósito de asegurar una transacción eficiente y productiva tanto para el arrendador como el arrendatario, entre las cuales destaca la elaboración de un contrato donde se detallen exhaustivamente las condiciones del arrendamiento temporal.

En este sentido, expertos en el área inmobiliaria señalan que el contrato de alquiler debe establecer las condiciones que regularán la relación contractual, los derechos de disfrute del inquilino temporal, las obligaciones que deberá cumplir durante su estadía en el inmueble arrendado, el tiempo exacto del alquiler y la fianza. Estos son aspectos clave que los propietarios deben considerar.

Es importante dejar claras otras condiciones, como: la aceptación o no de mascotas, la capacidad máxima de personas ocupantes, la exigencia de pagos adelantados de una parte de la renta y el rechazo a los avales establecidos para períodos cortos, los cuales  no resultan muy convenientes. Asimismo, el contrato debe describir un inventario de los bienes que se ubican dentro del inmueble y las condiciones de uso de los elementos comunes, a fin de evitar situaciones abusivas por parte del inquilino.

La garantía del uso apropiado del inmueble alquilado  

El uso adecuado de la propiedad arrendada y la entrega en las mismas condiciones en las cuales se alquila son aspectos vitales, por lo cual conviene que el propietario o quien lo represente, inspeccione con el arrendatario: el estado de la vivienda, el funcionamiento de los electrodomésticos, la condición de los muebles y la efectividad de los aparatos de aire acondicionado o de calefacción, según sea el caso, entre otros aspectos.

Esto debe hacerse, en el momento de alquilar la vivienda y al finalizar la estadía del inquilino con la finalidad de fundamentar una posible reclamación sobre la fianza, en caso de que el inquilino haya ocasionado algún deterioro en el inmueble arrendado.

Consideran abogados expertos en el área inmobiliaria que un elemento que no debe faltar en el contrato de arrendamiento de un “inmueble por temporada turística”, es la capacidad máxima de ocupabilidad de la vivienda, debido a que esto garantiza el uso adecuado de sus áreas y su cuidado, además de fundamentar una posible reclamación de carácter judicial durante la permanencia del inquilino responsable. Cabe determinar también, la sanción que acarrea esta acción.

El contrato de arrendamiento debe detallar el pago de los gastos por servicios

Otro de los elementos que no debe faltar en el contrato de arrendamiento de una vivienda por temporada vacacional es el pago de los servicios de agua,  luz o internet, entre otros, que se realicen durante la estadía del arrendatario, los cuales deben correr por cuenta de éste. Para hacer efectivo este pago se pueden adoptar varias modalidades: el pago por adelantado del 50% de los gastos estimados, la cancelación anticipada como gasto adicional por servicios o la solicitud de un depósito adelantado por servicios básicos.

Este tema de los gastos por servicios se ha convertido en un elemento espinoso, que debe ser bien tratado por parte del arrendador en el contrato de alquiler, particularmente si su arrendatario es un estudiante, ya que este tipo de usuarios prefiere firmar contratos donde estén incluidos los gastos por servicios, así como los que se produzcan por concepto de  traslados.

Abogados y administradores de inmuebles recomiendan que en todos los casos, el propietario establezca el pago del 50% del alquiler en el momento de formalizar la reserva del inmueble y el resto durante el primer día de estadía en la vivienda alquilada, como condición para el arrendamiento, lo cual le ofrece un máximo de seguridad en cuanto a la cancelación de la renta.

WWW.GBASOCIADOS.COM

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *