EL DESPIDO COLECTIVO

LA IMPUGNACION DEL DESPIDO COLECTIVO

La impugnación, es el acto procesal dirigido a obtener la revisión de una resolución por considerar que no está apegada al derecho mediante despachos de abogados. En materia laboral, la legislación española consagra el derecho colectivo o individual de apelación a los trabajadores, quienes consideren vulnerados sus intereses en los acuerdos relacionados con los despidos colectivos, entre otras materias.DESPIDO COLECTIVO

La ley 36/201,  Reguladora de la Jurisdicción Social, dispone que los representantes de los trabajadores podrán impugnar ante la jurisdicción social, la decisión empresarial de despido colectivo a través de la acción prevista en su artículo 124, cuando éstos se fundamenten en causas económicas, organizativas, técnicas o de producción o derivadas de fuerza mayor.

Se entiende como despido colectivo, la extinción de la relación laboral realizada por un empresario, sustentado en motivos no atribuibles a la gestión de los trabajadores y cuando el número de despidos supere el 20 por ciento de los trabajadores regulares contratados por la empresa, en el último año.

MOTIVOS PARA IMPUGNAR EL DESPIDO COLECTIVO

De acuerdo con lo estipulado en el artículo 124-2  de la mencionada ley, la demanda para impugnar el acuerdo de despido colectivo, podrá fundarse en los siguientes motivos:” a) Que no concurre la causa legal indicada en la comunicación escrita, b) Que no se haya  realizado el período de consultas o entregado la documentación prevista en el artículo 51.2 del Estatuto de los Trabajadores”.

La mencionada documentación se refiere al Expediente de Regulación de Empleo (ERE),  el cual deberá complementarse con la copia de las cuentas anuales de los dos últimos ejercicios completos, el balance de la situación, las cuentas de pérdidas y ganancias, el estado de cambios en el patrimonio neto, el estado de flujos de efectivos, la  memoria del ejercicio y el informe de gestión trimestral y anual, entre otros.

También son causas para la demanda de nulidad del despido masivo; el incumplimiento del procedimiento establecido en el artículo 51.7 del mismo texto legal; cuando la decisión de la extinción de la relación laboral se hubiere sustentado en un fraude, dolo, coacción o abuso de derecho o cuando el acuerdo de despido vulnere los  derechos fundamentales de los trabajadores y las libertades públicas.

Una causa natural para la impugnación, es la falta de acuerdo por parte de los participantes (sindicatos y empresario) en el periodo de consulta o negociación de las condiciones del despido colectivo acompañada de la decisión unilateral de despido, por parte del empresario, la cual podrá ser impugnada por la representación legal de los trabajadores.

OTROS ASPECTOS SOBRE LA IMPUGNACION

La Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS), dispone que los trabajadores afectados por los despidos, también podrán impugnar la decisión, interponiendo una acción individual. No obstante, la demanda de los representantes de los trabajadores o abogados paralizaría la tramitación de las acciones individuales iniciadas, hasta su resolución, otorgando así  preferencia a los derechos del colectivo sobre el individual.

Cabe destacar que “El órgano competente para conocer este  proceso no es el Juzgado de lo Social, sino la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia, cuando sus efectos tengan un ámbito territorial no superior al de una comunidad autónoma (art. 7 LRJS), y de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, cuando esos efectos superan el ámbito territorial de una comunidad”, artículo 124 de la LRJS.

Admitida la demanda por el organismo competente, y comunicada al empresario, éste dispone de un plazo de cinco días para presentar la documentación entregada a los representantes de los trabajadores antes del inicio del periodo de consulta (comunicación escrita y memoria explicativa), las actas de las consultas y las comunicaciones a la autoridad laboral.

El juicio se celebrará en los quince días siguientes a la admisión de la demanda por parte de la autoridad competente. La sentencia respecto a la impugnación del despido colectivo, deberá emitirse en un plazo máximo de cinco días posteriores a la celebración del juicio;  luego se notificará el dictamen a las partes involucradas: los trabajadores afectados, los representantes de la empresa, la autoridad laboral y la administración de la Seguridad Social.

WWW.GBASOCIADOS.COM

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.