EL DESPIDO LABORAL

EL DESPIDO LABORAL

Es la extinción de la relación laboral por decisión unilateral del empleador.DESPIDO LABORAL Esta acción ha pretendido ser ampliamente regulada conforme al  Real Decreto Legislativo 2/2015, del 23 de octubre, que aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, que  reconoce dos tipos de despido: el despido laboral objetivo, por causas adjudicables a la empresa, y el despido disciplinario sustentado en el incumplimiento del trabajador.

El estado español ha generado herramientas que protegen el derecho al trabajo. Es así como en el año 2012, mediante la aprobación del Real Decreto Ley, se propone “facilitar la contratación, con especial atención a los jóvenes y a los parados de larga duración, potenciar los contratos indefinidos frente a los temporales y que el despido laboral sea el último recurso de las empresas en crisis”.

En ese momento, se proponía  “acabar con la rigidez del mercado de trabajo y sentar las bases para crear empleo estable”, de acuerdo con lo establecido en la disposición final decimosexta del citado decreto, cuyo contenido se comenzó a aplicar el día siguiente de su publicación en el BOE.

SISTEMAS DE REGULACIÓN DEL DESPIDO LABORAL

Es importante conocer que en derecho comparado, existen tres sistemas por los cuales puede regularse la terminación del contrato de trabajo: el libre despido, el despido regulado y el despido por cláusula.

El libre despido, le asigna al empleador la potestad de despedir al trabajador cuando lo estime conveniente, sin que se le exija expresar la causa del mismo. Este sistema ha perdido su vigencia operativa, porque produce incertidumbre en el trabajador, sometido a una condición de inestabilidad que afecta su productividad.

El despido laboral regulado, que es más utilizado en la actualidad, le asigna al empleador alguna libertad para despedir al trabajador, luego de satisfacer las siguientes exigencias legales: la expresión de la causa del mismo, la elaboración y entrega de notificación y la expedición de comprobantes de pago de las obligaciones contractuales, a fin de garantizar el respeto por los derechos del trabajador.

El despido laboral por cláusula, establece que el trabajador puede ser despedido “si en el contrato de trabajo se establece que la relación laboral puede terminar por quiebra de empresa, muerte o enfermedad contagiosa; así mismo cualquier otra acción o caso fortuito que contemple el contrato”.

Motivos para el despido laboral según el Estatuto de los Trabajadores

Según despachos de abogados, el Estatuto de los Trabajadores de España, describe tres motivos por los cuales el empleador puede despedir al trabajador por causa justificada: a) por motivos económicos, b) de organización o c) motivos técnicos. A la acción sustentada en las citadas causas, se denomina despido objetivo o justificado, el cual obliga a una indemnización de 20 días por año trabajado con un tope máximo de 12 mensualidades a favor del trabajador.

Se considera despido improcedente aquel que no obedece a causa justificada, cuyo resarcimiento implica  la indemnización desde treinta y tres a cuarenta y cinco días por año con un límite de veinticuatro a cuarenta y dos mensualidades, de acuerdo con el tipo de contrato.

REQUISITOS FORMALES PARA EL DESPIDO LABORAL

Aun cuando existen normas específicas de acuerdo con las regulaciones regionales, se pueden mencionar algunos de los requisitos básicos que debe satisfacer un empleador para realizar el despido de un trabajador, tales como: la entrega de la carta de despido laboral, en la cual  le informa al trabajador su voluntad de despedirlo, así como las causas y la fecha a partir de la cual se hará efectivo el despido laboral.

En la mayoría de las reglamentaciones regionales, se establece la obligación que tiene el empleador de “dar preaviso” del despido, con anterioridad al día en cual se hará efectivo el cese del trabajador. Esto tiene como propósito, que el afectado pueda encontrar un nuevo empleo. En caso de no otorgar ese preaviso el empleador debe indemnizar al trabajador, con el monto que establezca la legislación.

En todo caso, si te encuentras afectado por un despido laboral, lo más prudente es que consultes a un abogado especialista en asuntos laborales, antes de emprender las acciones judiciales que se describen en el ordenamiento legal vigente.

WWW.GBASOCIADOS.COM

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.