EXTRANJERIA: EL REGISTRO DE BIENES PARA NO RESIDENTES

 

EXTRANJERIA:EL REGISTRO DE BIENES PARA NO RESIDENTES

En España, una persona no residente que desee adquirir un inmueble, EXTRANJERIApuede hacerlo sin que deba cumplir un régimen especial para ello, ya que no existen restricciones al derecho de la propiedad. La legislación española concede el mismo trato y establece los mismos  requisitos para registrar la propiedad adquirida a los nacionales y a los extranjeros.

En este sentido, el registro de la propiedad es una acción pública que le da fuerza legal a la titularidad del inmueble, tanto  al nacional como a la persona no residente, porque  la acción registral le aporta sustento legal al dominio sobre la propiedad, reconociendo los derechos reales de la persona sobre el inmueble que adquiere ante los órganos jurisdiccionales y ante terceros.

Pasos para adquirir un bien inmueble en España

Lo primero que debe hacer una persona no residente para adquirir un inmueble en España es solicitar el Número de Identificación de Extranjeros, NIE, el cual es el número personal y exclusivo de identificación que deberá figurar en todos los documentos que se le expidan o tramiten en el territorio.Esta solicitud se realiza ante la Oficina de Extranjeros, en la Comisaría General de Extranjería, ante las Representaciones Diplomáticas o las Oficinas Consulares españolas ubicadas en el país de residencia del solicitante.

Para realizar esta gestión, la persona no residente debe presentar la siguiente documentación: 1- la solicitud EX15, completada y firmada, 2- original y fotocopia del pasaporte completo,  documento de identidad, título de viaje o cédula de inscripción vigente y 3- documento escrito expositivo de las causas económicas, profesionales o sociales que justifican la solicitud.

Luego de obtener el NIE, de extranjeria, la persona no residente deberá aperturar una cuenta  bancaria en territorio español para la acreditación del pago de la compra del inmueble, así como para el pago de los gastos e impuestos. Para la apertura de la cuenta corriente, el banco solicitará al comprador, el NIE, el pasaporte vigente y un documento oficial del país de origen, debidamente traducido al castellano, en el que se certifique su actividad laboral, a fin de poder conocer y justificar la procedencia de sus ingresos y su solvencia.

La firma del contrato de arras

Posteriormente el adquiriente procede a la firma del contrato de arras, el cual es de carácter privado, donde las partes formalizan el acuerdo alcanzado para la compraventa y la cantidad monetaria que el comprador deberá entregar por concepto de arras, cifra que puede oscilar  entre el 5% y el 10% del valor del inmueble, según lo acordado por las partes.

En el contrato de arras se estipula lo siguiente: la fecha límite para la elevación del contrato al estatus de “documento público”, el precio de compra, la distribución de gastos e impuestos entre el comprador y el vendedor, así como las sanciones por incumplimiento en la formalización de la compraventa, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1.454 del Código Civil español.

El último paso es el otorgamiento de la escritura pública de compraventa, para lo cual,  el comprador y el vendedor comparecen ante el Notario Público, quien dará fe del otorgamiento del título de propiedad, que deberá acompañarse con la cedula de habitabilidad, el certificado de eficiencia energética del inmueble, el certificado de pago de impuestos y de las obligaciones con la Comunidad de Propietarios, solo en caso de que el  inmueble sea de propiedad horizontal.

Derechos y deberes del no residente

Es importante que la persona no residente, adquiriente del inmueble, conozca la trascendencia de inscribir su propiedad en el registro, ya que esta inscripción facilita la venta y el arrendamiento de éste, así como la obtención de financiamiento bancario para el pago de obras de mejoramiento y mantenimiento o para sufragar otras necesidades.

El extranjero que adquiere un inmueble, sujeto al régimen de propiedad horizontal, tiene los mismos derechos y deberes que el propietario nacional, por lo cual se considera como integrante de la Comunidad de propietarios en igualdad de condiciones y asiste a la Junta de propietarios en representación de sus “cuotas de participación” para participar en las decisiones y votar sus acuerdos.

www.gbasociados.com

 

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.