LA FIRMA PARA EL CIERRE DEL ACTA

LA FIRMA PARA EL CIERRE DEL ACTA 

Uno de los elementos más controversiales en cuanto a su legalidad como argumento probatorio en un juicio contra la comunidad de vecinos, es el acta FIRMA CIERRE ACTAde la Junta de propietarios, ya que ésta en sí misma no constituye elemento de prueba, pero los acuerdos en ella registrados sí. La firma para el cierre del acta,  allí la importancia que tiene, elaborar bien el acta donde se registran dichos acuerdos y sustanciar pertinentemente su contenido.

En el artículo 19.3 de la Ley de Propiedad Horizontal, LPH, se establece que el acta “deberá cerrarse con las firmas del presidente y del secretario…”, con lo cual se sustenta la validación de los acuerdos desarrollados al “dar fe” dos autoridades de la comunidad de propietarios con su firma, obviando la necesidad de que todos los copropietarios asistentes a la junta, realicen la firma para el cierre del acta como expresión  jurídica de su voluntad.

Del análisis del citado artículo, se interpreta que: cuando el acta de la junta de propietarios,  no es firmada por el presidente y el secretario o al menos por éste último, pudiera estar sujeta a nulidad probatoria para gestiones legales, pero no perjudicaría la validez de los acuerdos adoptados por el gobierno vecinal

Abogados indican tal y como se recoge en la sentencia AP de Burgos, 2ª, N° 462/2008, en la que el juez desestimó “la demanda de nulidad del acuerdo impugnado por carecer el acta de la firma del presidente y secretario constando firmado por los propietarios que votan o discrepan del acuerdo”.

LA FIRMA DEL ACTA POR LAS AUTORIDADES

Indican los administradores de fincas que aun cuando la LPH establece con claridad la importancia de cerrar el acta de la Junta de propietarios con las firmas de las mencionadas autoridades, la ausencia de éstas tampoco afecta  la validez de los acuerdos alcanzados por los copropietarios asistentes a la reunión, como lo refiere  la SAP de Málaga, sec. 4ª, N° 63/2008.

En dicha resolución se dispone que  “(…) el hecho de que el acta no se cierre por el Presidente y Secretario, sino con la expresión de la firma de los vecinos y la expresión de los discrepantes, no supone la nulidad del acta”, por lo cual se entiende que el acta debe tener la firma de los copropietarios asistentes a la reunión y la expresión de su voto.

De acuerdo con lo señalado, los juristas concuerdan en que, “la firma en el acta con indicación de la comunidad y vivienda supone la manifestación de la voluntad de los comuneros y, por lo tanto, de su voto; tanto para los que votaron sin objeción, como de los que votaron en contra y salvaron su voto”.

No obstante, cuando el presidente está en desacuerdo con la redacción del acta, ésta no debe cerrarse. En ese caso, se deben analizarse las razones por las cuales esta autoridad se opone a firmar, corregir los errores o subsanar las omisiones, si fuere el caso, o acudir al consenso de la Junta de propietarios respecto a la postura de la autoridad y sus razones, lo cual también deberá constar en el acta.

CIERRE DEL ACTA Y SU LEVANTAMIENTO

En cuanto al momento en que corresponde  cerrar el acta, en el artículo 19-3 de la LPH se dispone que “el acta deberá cerrarse al terminar la reunión o dentro de los diez días naturales siguientes…”.

A partir de esta gestión, los acuerdos de la Junta serán ejecutivos, salvo que un juez determine lo contrario, como respuesta ante la acción judicial emprendida por un comunero en contra de la comunidad de propietarios, por considerar que la ejecución del acuerdo impugnado, pudiera afectar los intereses del demandante en forma irreparable.

Es importante que tu comunidad desarrolle actividades que sustenten la sana administración de tu inmueble, como: redactar bien las actas; llevar el libro de actas, tener la relación de los copropietarios con su identificación exacta, (domicilio y números de contacto); el talonario de recibos para los cobros de las cuotas, el libro de contabilidad donde se registren los ingresos y egresos, los recibos de cobro de los  servicios comunes, las constancias de sus pagos, el registro de comunicaciones y citaciones, entre otros documentos.

www.gbasociados.com

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.