PRESTACIONES POR MATERNIDAD

PRESTACIONES POR MATERNIDAD

Las prestaciones en España son consideradas como “medidas que pone en funcionamiento la Seguridad Social para prever, reparar o superar determinadas situaciones de infortunio o estados de necesidad concretos, que suelen originar una pérdida de ingresos o un exceso de gastos” en las personas que padecen éstas situaciones especiales.PRESTACIONES POR MATERNIDAD

Al respecto, el Real Decreto 295/2009, recientemente actualizado, regula las prestaciones por maternidad económicas del sistema de la Seguridad Social por maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo o lactancia natural, calificando como situaciones protegidas: “la maternidad, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar”, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las comunidades autónomas, “siempre que, su duración no sea inferior a un año”.

Las prestaciones por maternidad tienen como finalidad cubrir la pérdida de remuneraciones o de ingresos que perjudican a los trabajadores, “por cuenta ajena o por cuenta propia”, cuando están obligados a suspender su contrato en caso de ser “trabajadores independientes” o se interrumpe su actividad laboral como contratados por una empresa,  para disfrutar de los períodos de descanso por maternidad, adopción y acogimiento, legalmente establecidos.

CONSIDERACIONES SOBRE LAS PRESTACIONES POR MATERNIDAD

De acuerdo con el artículo 179-1 sobre Prestación por maternidad, ésta “consistirá en un subsidio equivalente al 100 por ciento de la base reguladora correspondiente, equivalente a la establecida para la prestación de incapacidad temporal, “derivada de contingencias comunes”.

Sin embargo, este subsidio podrá reconocerse por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social, tomando en consideración “la última base de cotización por contingencias comunes que conste en las bases de datos corporativas del sistema, en tanto no esté incorporada a las mismas la base de cotización por contingencias comunes correspondiente al mes inmediatamente anterior al del inicio del descanso o del permiso por maternidad”.

Cabe señalar que “Si posteriormente se comprobase que la base de cotización por contingencias comunes del mes inmediatamente anterior al de inicio del descanso o el  permiso fuese diferente a la utilizada en la resolución provisional, se recalculará la prestación y se emitirá resolución definitiva. Si la base no hubiese variado, la resolución provisional devendrá definitiva en un plazo de tres meses desde su emisión”.

Según lo establecido en el artículo 181 de la LGSS, también podrán beneficiarse con este tipo de prestación, las trabajadoras incluidas en el Régimen General de prestaciones quienes, reúnan todos los requisitos establecidos para acceder a la prestación por maternidad, con el “100 por ciento del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) vigente, salvo que la base reguladora calculada conforme al artículo 179 o al artículo 248 fuese de cuantía inferior”, durante  cuarenta y dos días naturales, a partir del parto.

Asimismo, en la mencionada ley se determina que la duración referida, podrá incrementarse en 14 días,según varios abogados, si surgieran las siguientes situaciones:

  • Nacimiento de hijo en una familia numerosa o en la que, con tal motivo, adquiera dicha condición, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley 40/2003, de 18 de noviembre, de Protección a las Familias Numerosas.
  • Nacimiento de hijo en una familia monoparental, entendiendo por tal, la constituida por un solo progenitor con el que convive el hijo nacido y que constituye el sustentador único de la familia.
  • Parto múltiple, entendiendo que existe el mismo cuando el número de nacidos sea igual o superior a dos.
  • Discapacidad de la madre o del hijo en un grado igual o superior al 65 por ciento.

 

PERDIDA O SUSPENSIÓN DEL DERECHO DE PRESTACIÓN POR MATERNIDAD

El derecho a la prestación por maternidad podrá ser denegado, anulado o suspendido, cuando se comprueba que el beneficiario ha actuado fraudulentamente para obtener o conservar este beneficio de prestación o cuando trabaje por su cuenta, durante los períodos de descanso reconocidos en el régimen de prestación especial.

Aun cuando la ley es clara en relación con su contenido y las particularidades de la materia que regula; es aconsejable que busques la asesoría de despachos de abogados especialistas en esta  área, quienes te ampliarán la información de acuerdo con tu situación personal, las características de la actividad que desarrollas o las circunstancias normadas por regímenes especiales de contratación.

WWW.GBASOCIADOS.COM

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.