REGISTRO DE LA PROPIEDAD

 

El Registro de la propiedad

El Registro de la propiedad es una acción pública que le da fuerza legal a la titularidad de tu inmueble, ya que, mediante la acción registral  los propietarios adquieren el dominio y los  derechos reales sobre la propiedad adquirida  ante los órganos jurisdiccionales y ante terceros.

Los Registros de la propiedad españoles, inspirados en el modelo germano, son entes administrativos donde se asientan los documentos declarativos de propiedad y se desarrolla el control de entrada, tanto formal como material, de los mismos.

Desde el punto de vista operativo, el Registro de la propiedad también puede definirse como la institución destinada a robustecer la seguridad jurídico-inmobiliaria, ya que su objetivo es el asiento y custodia de la constitución, transmisión, modificación y extinción de los derechos reales sobre bienes inmuebles, así como de las resoluciones judiciales relacionadas con la tenencia de la propiedad de las personas y los contratos de arrendamientos, entre otros asuntos.

Inscripción de la Propiedad Horizontal en el registro de la propiedad

registro de la propiedadTu propiedad horizontal puede registrarse en el Registro de la Propiedad de tres maneras:

  1. a) Por unidad de folio real o sistema de unidad de folio, mediante el cual se inscribe como una sola finca al conjunto de los departamentos o pisos de uso individual y los elementos en propiedad común.
  2. b) Por pluralidad de folios reales o sistema de pluralidad de folios: se abre una finca registral para los elementos comunes que integran la propiedad colectiva y otras fincas registrales por cada departamento, piso o local de propiedad individual, describiendo la cuota de participación de cada propiedad individual en el sostenimiento de la propiedad común.
  3. c) Por el sistema mixto: permite la inscripción de los departamentos, pisos o locales independientes en el folio de la finca matriz y los demás en folios independientes, abriendo fincas registrales propias y distintas de la matriz del título constitutivo de la ley de propiedad horizontal.

La Ley de Propiedad Horizontal, exige en su artículo 5 que en el documento de registro de la propiedad horizontal o título constitutivo se determinen las cuotas de participación de los distintos componentes individuales en la propiedad común y los estatutos mediante los cuales se regirá la propiedad horizontal constituida.

El citado artículo señala que: “En el mismo título se fijará la cuota de participación que corresponde a cada piso o local, determinada por el propietario único del edificio al iniciar su venta por pisos, por acuerdo de todos los propietarios existentes, por laudo o resolución judicial. Para su fijación se tomará como base la superficie útil de cada piso o local en relación con el total del inmueble, su emplazamiento interior o exterior, su situación y el uso que se presuma racionalmente que va a efectuarse de los servicios o gastos comunes”.

Ventajas inscribir la Propiedad Horizontal en el Registro

El registro de la ley de propiedad horizontal le aporta seguridad jurídica a los propietarios, cuyos derechos pasan a ser tutelados por los tribunales y otras instancias jurisdiccionales.

Asimismo, la inscripción de la tenencia de los inmuebles facilita las ventas y arrendamientos de éstos y la obtención de financiamiento de parte de las instituciones financieras, para el pago de obras de mejoramiento, mantenimiento, remodelaciones o para sufragar otras necesidades de la comunidad de propietarios.

El Registro tramitará el libro de actas, asentará los datos de la legalización y dejará constancia en el margen del asiento donde figura inscrita la propiedad con la identificación de la comunidad de propietarios.

Igualmente, dejará constancia de la apertura de un libro nuevo por agotamiento, sustracción o pérdida del anterior, para lo cual se requerirá de una comunicación realizada por la comunidad de propietarios acompañada del libro terminado o la denuncia de extravío, según el caso.

La ausencia de registro de un inmueble vendido, que esté bajo el régimen de Propiedad Horizontal, significará que el dueño anterior continúa siendo responsable ante los órganos públicos por las cargas impositivas y gravámenes que puedan imponerse sobre el inmueble.

Esta documentación se debe presentar en el Registro de la Propiedad competente, que en un máximo de 5 días devolverá la documentación al interesado, una vez realizada la legalización.

 

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.