Ventajas Contratar Administrador de Fincas

 

Ventajas de contratar un Administrador de Fincas

administrador de comunidadEn la actualidad, uno de los elementos más complejos de gestionar en la vida vecinal, es establecer reglas de comportamiento compartidas que garanticen el derecho de todos quienes forman parte de la comunidad de propietarios, donde los derechos de cada comunero terminan donde comienzan los de otros.

El reconocimiento de los deberes en ejercicio de la copropiedad es una de las situaciones más difíciles de satisfacer y, la sana convivencia es imprescindible para facilitar la toma de decisiones, frente a la resolución de asuntos tan cotidianos como: la reparación de un área común, el necesario mantenimiento de  los servicios compartibles, el alquiler de locales dedicados al comercio, el establecimiento de sanciones en contra de los vecinos infractores o el emprendimiento de acciones judiciales contra copropietarios morosos.

Las autoridades de tu comunidad de Propietarios

La Ley de Propiedad Horizontal describe como autoridades del gobierno vecinal al presidente, el administrador de fincas y el secretario. Estos son los representantes de tu comunidad de propietarios y aun cuando estos cargos deberían ser desempeñados por los propios propietarios; no es sencillo que entre los comuneros existan personas con las condiciones humanas y profesionales necesarias para administrar con eficiencia los asuntos de tu propiedad horizontal.

Es por ello que, cada vez con mayor frecuencia, las comunidades de propietarios deciden contratar los servicios de un profesional formado para gestionar los asuntos financieros, legales, relacionales y técnicos involucrados en la administración de sus inmuebles, para desempeñarse como  administrador de su propiedad.

Tareas del Administrador de Fincas

Por lo general, al Administrador de fincas le corresponde hacer las veces de secretario y administrador de la comunidad de propietarios. Estos roles pueden ser desempeñados por un solo profesional en su condición de persona natural o por personas jurídicas, constituidas en empresas o corporaciones, como lo determina el ordenamiento jurídico.

El Administrador de Fincas debe cumplir con las condiciones establecidas en su contrato, descritas en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal. Entre sus funciones destaca: proponer criterios contables fundamentados en  información confiable suministrada por la comunidad y preparar el plan de gastos previsibles anuales, el cual debe ser presentado ante la Junta de propietarios para su estudio y aprobación, antes de ejecutarse.

Le corresponde preparar las liquidaciones,  elaborar las nóminas de empleados y los recibos de gastos por consumos individuales atribuibles a los propietarios e inquilinos, realizar los pagos a proveedores, elaborar presupuestos para la ejecución de obras de mantenimiento o remozamiento de la estructura del inmueble y ejecutar las decisiones de la Junta de propietarios en cualquier asunto.

Desde el punto de vista legal: al administrador de fincas le compete aplicar la legislación vigente en materia de desarrollo de la propiedad horizontal y la convivencia de las comunidades de propietarios, por lo que debe conocer todos los instrumentos legales que regulan estos temas, interpretar su contenido y estar actualizado en cuanto a las modificaciones o actualizaciones de dichos documentos jurídicos.

Otras tareas del administrador de fincas

Igualmente, debe asesorar a los comuneros en la toma de decisiones sobre las materias relacionadas con la propiedad inmobiliaria y representarlos ante terceros: las autoridades o representantes de órganos públicos, los representantes de otras comunidades, inquilinos de pisos o locales y empresas contratistas, entre otras.

Con respecto a su gestión técnica: debe ocuparse de gestionar la conservación de la propiedad inmobiliaria para garantizar su habitabilidad, por lo cual debe gestionar el mantenimiento preventivo del inmueble que administra, revisar constantemente el funcionamiento de las instalaciones comunes y plantear soluciones eficientes para  el emprendimiento de obras que mejoren tu calidad de vida, como integrante de la comunidad de propietarios.

En su rol como secretario, al administrador de fincas le corresponde la responsabilidad de custodiar el libro de actas y la documentación de tu comunidad de propietarios y en el área social, deberá ejercer el rol de  mediador entre los integrantes de tu comunidad de vecinos. En definitiva, si tu comunidad contrata a un administrador de fincas, este deberá gestionar tu inmueble con criterios profesionales y con responsabilidad, consciente del valor que éste tiene como bien de inversión y de ahorro para ti.

Escrito por 

Despachos de Abogados y Administradores de Fincas MADRID BILBAO BIZKAIA.